El Cerro de San Pedro es un cerro-testigo o monte-isla (formación montañosa que se ubica aislada con respecto a la alineación principal), de 1.425 metros, situado en el noroeste de la Comunidad de MadridEs especialmente famoso por sus impresionantes vistas, dado que está aislado en una zona relativamente llana si la comparamos con las grandes elevaciones de la Sierra de Guadarrama, a la cual pertenece. Las localidades de Colmenar Viejo al sur, Pedrezuela al este, Soto del Real al oeste, y Guadalix de la Sierra al norte, rodean este cerro. Tan solo una carretera atraviesa el cerro de San Pedro, por la ladera oeste, y se trata de la carretera M-625.

Rutas: La zona tiene muchas posibilidades, contando con muchas pistas y senderos que siempre nos permiten variar la ruta dentro de la misma zona, adaptándola a casi cualquier nivel físico.  Los desniveles a salvar no son muy elevados (aunque si queremos podremos subir hasta los casi 1.425m que tiene en su punto más elevado, desde los casi 900m del punto de partida), pero sí tiene algunas rampas y piedras que ponen a prueba las piernas y la técnica de los bikers que por ellas transitan.  Asimismo también se encuentran en la zona algunas zonas técnicas que podrán iniciarnos en el mundo oscuro del enduro.

Tipo de terreno: muy variado.  Encontraremos pista pura, senderos, trialeras con algún punto picante, zona de piedra grande y suelta, etc.  En pequeñas dosis, pero casi de todo.

Época del año: Es una zona ideal para entrenar en invierno, dado que por su menor altitud respecto a las grandes formaciones montañosas de la Sierra de Madrid circundantes, tendremos menor probabilidad de encontrar nieve y/o hielo que en aquéllas y temperaturas menos crudas.  En verano y debido a su vegetación predominantemente baja (en esta ocasión la menor altitud juega en su contra), es una zona en la cual se puede pasar bastante calor, así que es recomendable comenzar la ruta muy temprano para que la canícula no nos pille en plena faena.