Lapierre y Rock Shox crean el amortiguador inteligente

Sram responde al Fox iCD con un amortiguador inteligente en el que ha trabajado durante 5 años junto a Lapierre,Trelock y Ècole Centrale Lyon, y que verá la luz a finales de este año. Este trabajo ha ofrecido un resultado de 5 patentes diferentes que protegen la propiedad industrial del diseño. El nuevo sistema se denomina i:e Shock, se monta sobre la base de un Monarch RT3 y es algo más sofisticado que el de Fox.

Tres son los sensores que recogen información que posteriormente se procesará para hacer funcionar de una manera u otra al amortiguador: un sensor en el eje de pedalier que detecta el pedaleo, un acelerómetro colocado en la potencia que mide la velocidad y el último, que controla la frecuencia e intensidad de los impactos que recibe la horquilla.

Toda esta información es procesada, y enviada al dispositivo que controla el funcionamiento del amortiguador. Independientemente de ello, el usuario podrá seleccionar cualquiera de las tres posiciones de ajuste del amortiguador: abierto, pedaleo o bloqueado.

El sistema dispone de una pequeña pantalla donde se visualizan los controles y de un mando para que el biker seleccione el bloque total, medio, suave o automático del amortiguador. En ésta última posición se puede optar por 5 diferentes funciones de uso, desde la más orientada al enduro hasta la más adecuada para rally. Las pruebas del sistema sobre el terreno han corrido a cargo de Nicolás Vouilloz, 10 veces cam

peón del mundo de DH, que ha aportado su amplia experiencia y sus amplios conocimientos técnicos.

A finales de año podremos ver el nuevo i:e Shock montado en los modelos de las gamas XR, Zesty y Spicy, que ofrecerán la opción de este nuevo sistema o del tradicional. Hasta el mes de septiembre no se darán a conocer los precios. ¿Estaremos ya ante el asalto de la electrónica en el mountain bike?

Comparte esta entrada!